El voleibol mexicano ha sido por mucho tiempo semillero de grandes jugadores de talla internacional y con ello, ha dado grandes representantes que han puesto el nombre de México en alto, jugadores como Iván Contreras, los hermanos Rangel, Irving Bricio, Carlos Guerra, Gustavo Meyer, entre muchos otros, nos han regalado un sinfín de satisfacciones, pero no son solo los hombres quienes han emigrado al extranjero para brillar como atletas del voleibol, hay mujeres mexicanas muy destacadas en este deporte y que en la actualidad están haciendo historia, tal es el caso de Bibiana Candelas y Alejandra Rangel quienes militan en una de las ligas profesionales más importantes de América, nos referimos a la Liga de Voleibol Superior Femenil en Puerto Rico. Ambas jugadoras llegaron como refuerzo para los equipos de Naranjito en el caso de Candelas y Humacao para Rangel.10348372_10204005481690638_4822845870851367523_n

En su primera experiencia en esta liga para ambas jugadoras y después de 12 jornadas, los resultados son en definitiva favorables tanto para Rangel quién ocupa la quinta posición en la tabla de anotadoras de la liga con 163 puntos en 45 sets jugados y Candelas el noveno lugar con 140 puntos en 41 sets jugados.

402515_10150507390857410_720030645_nBibiana Candelas, es una jugadora muy experimentada que hasta hace algunos meses representaba a México en el voleibol de playa y anunció su retiro de esta modalidad, regresa a la sala con el equipo de “Changas de Naranjito” dirigido por el  del exatleta olímpico de Atenas 2004, Ramón “Monchito” Hernández, el contrato firmado es por una temporada y con esto, las posibilidades de regresar a la selección mayor de sala son inminentes.

Por su parte, Andrea Alejandra Rangel, quien carga en sus hombros la responsabilidad de un apellido que más que10995435_10205508119695649_845820151984547356_n ser referente en el voleibol mexicano, es una realidad al tener actualmente dos seleccionados mayores varoniles, Pedro y Reynold Rangel y una seleccionada mayor varonil, nuestra jugadora en cuestión, Alejandra. Esto más que una presión, ha sido motivante para que Alejandra esté brillando en la LVSF, el equipo con el que firmó por dos años, es el club “Orientales de Humacao”.

En el calendario de la LVSF marca el partido entre los equipos de Humacao y Naranjito como uno de los más esperados para la afición mexicana, mucho éxito para nuestras compatriotas. En definitiva dos grandes jugadoras que están haciendo que ligas profesionales se fijen en el talento de las mexicanas y sin duda, vislumbra un equipo más experimentado para los próximos compromisos de la selección mayor de voleibol de sala.

Mexicanas en la Liga de Voleibol Superior Femenil de Puerto Rico